Estas leyendo
The Wall Street Journal y The Economist ya tienen sus aplicaciones universales en Windows

tienda

Poco a poco hila la vieja el copo, dice el refrán, y eso se podría aplicar a las aplicaciones universales de Windows. Vamos viendo como van llegando aplicaciones importantes y que traen mejoras sustanciales, como TuneIn o TripAdvisor.

En el caso de TuneIn fue una mejora más que grande, no solo de interfaz si no también de funcionalidades. En TripAdvisor nos encontramos a una webapp, muy funcional, pero webapp al fin y al cabo, aunque es de agradecer que haya llegado, ya que la anterior aplicación era muy, muy mala.

Poco a poco estas aplicaciones se van poniendo a la altura del resto de plataformas, y otras incluso añaden soporte para Continuum (algo muy destacable). Hoy llegan dos pesos pesados de la información como aplicaciones universales, The Wall Street Journal y The Economist.

Las dos aplicaciones siempre han estado presentes en casi cada lanzamiento de Microsoft, con aplicaciones en Windows Phone 7, 8 y 8.1, además de Windows 8. Ahora, esta aplicación está presente en móvil y PC con Windows 10 como aplicación universal en la Windows Store.

Las dos aplicaciones guardan detalles de la nueva interfaz de Windows 10, aunque con mayor similitud a la aplicación en otros sistemas. Aún así, es muy de agradecer ver como grandes compañías se van subiendo al tren de las aplicaciones universales, que, junto a Project Islandwood (Bridge for iOS) y otras herramientas para portar aplicaciones a Windows, son las esperanzas de Microsoft para llenar la tienda de buenas aplicaciones y, sobretodo, grandes aplicaciones.

Si queréis descargar las aplicaciones en cuestión, os dejamos los links aquí abajo:

The Wall Street Journal:
the-wall-street-journal

The Economist:
the-economist-on-windows

WMPU

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Eric Herranz
Eric Herranz

Editor en OneTech y OneWindows. Escribo cosas, hago cosas, y me gustan la música y el cine. Y muchas otras cosas. Ah, y la tecnología, claro. Si no, ¿Qué haría aquí?