Estas leyendo
La celebración en Barcelona del MWC a partir del 2019 corre peligro

La celebración en Barcelona del MWC a partir del 2019 corre peligro

La actual situación en Cataluña podría poner en riesgo la celebración del Mobile World Congress, así lo ha dejado caer John Hoffman, Consejero delegado de la GSMA, tras una reunión celebrada ayer en el patronato de la fundación Barcelona Mobile World Capital. Esta visita coincidió con la celebración de una jornada de huelga en Cataluña lo que parece que no ha ayudado a tranquilizar al Consejero de GSMA.

Ya hace tiempo surgieron rumores sobre la posible salida del MWC de Barcelona tras los últimos acontecimientos políticos, esto motivó una declaración oficial de la GSMA en la que confirmaban la celebración del evento en la capital condal en el 2018, pero en la que también advertían que se seguiría muy de cerca la evolución de la situación y cómo podría esta afectar al mayor evento de telefonía móvil del mundo.

Tras este aviso hemos vivido una escalada en la tensión política, incluyendo una Declaración Unilateral de Independencia por parte del Parlament de Cataluña y la anulación del mismo por parte de los tribunales Españoles. Desde un inicio la GSMA ha advertido que necesitaban una situación de “seguridad y estabilidad” para permanecer en Barcelona. Ahora Hoffman ha dejado caer que se están planteando dejar de celebrar el MWC en Barcelona a partir de 2019, es decir, que podría cambiar de sede para próximas ediciones.

No debemos olvidar que hablamos de uno de los eventos más codiciados por cualquier ciudad, ya que es una importante inyección de ingresos para la misma, por lo que novias no le van a faltar a la GSMA. Barcelona tiene una enorme experiencia en la celebración de este evento y año tras año se van superando, con un mayor número de expositores y asistentes.

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro Algar
Pedro Algar
Editor jefe de OneWindows, o al menos lo intento. Hagas lo que hagas, que puedas mirar atrás sin remordimientos.