Estas leyendo
Análisis de Embers of Mirrim para Xbox One

En esta ocasión analizamos un juego de plataformas, un género que demandamos tener mas presencia en Xbox y este título es perfecto para ello. Se trata de Embers of Mirrim, una aventura de plataformas muy curiosa aún que algo simplona en ocasiones pero aún así seguro que os va ha gustar por su cuidado diseño 3D metidos en una jugabilidad de 2 dimensiones como las de antaño. Esto es lo bueno y lo malo de Creative Byte Studio y este buen indie.

La historia comienza con una buena cinemática para ponernos un poco en situación y ver lo que nos espera, todo ello sin nada de texto. Solo vídeo y una buena banda sonora para amenizarlo.

Lo cierto es que a curioso no le gana nadie ya que su personaje principal (Mirrim), el que manejaremos nosotros es un animal felino, en ocasiones con alas, y este puede transformarse en dos esferas de colores.

“En un mundo ficticio, un mal de enormes proporciones ha instaurado la oscuridad y ha corrupto a seres y entornos por igual. Sólo un héroe místico puede enfrentarse a dicha amenaza, un ser como Mirrim”

Mirrim no es otra cosa que la fusión de dos seres pertenecientes a dos razas distintas, una oscura y otra de luz. Una especie de cruce entre felino y ave, de ahí las alas que comentaba antes y que nos servirán para planear en muchas ocasiones, estos dos animales se unen en un mismo ser que ha su vez tendrá la posibilidad de absorber su propia corrupción para desligar su cuerpo físico y convertirse en dos esferas, una verde  (ember de luz)  y otra morada (ember de oscuridad).

Nuestra misión no es otra que llegar al final de los siete capítulos de los que consta esta aventura para terminar con la corrupción, para ello tendremos que pasar una infinidad importante de trampas, ríos y puzles.


Una de las principales pegas que podríamos poner a Embers of Mirrim es su escasa dificultad, demasiado escasa en ocasiones con lo que si eres un usuario pro de este estilo de juegos, quizás no esté diseñado para ti, si por el contrario eres un usuario que se está adentrando en este género o quieres que lo disfruten los mas peques, hasta casi el final del juego no te encontrarás una oposición importante. Todo ello lo podremos hacer en aproximadamente 4 horas con el 100% de los logros Xbox, recogiendo los 28 glifos repartidos en el escenario y rescatando a ocho personajes para completar el verdadero final del juego.

Como decimos tendremos que superar puzles, en ellos veremos como algunos solo los podremos superar si estamos divididos en las citadas esferas que sin duda es lo que le da la distinción y diversión al juego, y en otras ocasiones simplemente tendremos que tirar de nuestra destreza para conseguir superarlos. Como sucede en la mayoría de títulos que adoptamos una personalidad diferente, esta solo durará unos segundos y para recargarlo tendremos que conseguir bloques de energía que encontraremos en los niveles o bien permanecer en una plataforma de color verde o morado con la que recargar la esfera del color correspondiente. El manejo de estos me recuerda a las pruebas de los psicotecnicos para el carnet de conducir en el que manejamos una palanca con cada mano y tenemos que realizar acciones diferentes a la vez. Esto es lo que sucede con las esferas que controlaremos una con cada sticks y tendremos que realizar movimientos diferentes a la vez.

En cuanto al apartado técnico como ya comenté anterior mente contamos con unos entornos en 3D para mi gusto bastante cuidados sin ser espectaculares, pero cumplen perfectamente y le dan el toque perfecto a este título que va acompañado de una buena banda sonora, no solo en las cinemáticas, también en el resto del juego, en cuanto al sonido podemos poner una pega también. El apartado FX deja mucho que desear, y este si desentona del resto, acciones como correr se hacen un poco pesadas por la repetición de unas pisadas un tanto cutres.

Embers of Mirrim tiene mucha creatividad en cada una de sus animaciones y diseños, unos muy buenos paisajes y una mención especial a los cuatro jefes finales. Todo este mundo de magia ha sido dibujado bajo la inspiración de películas de la década de los 80 como, por ejemplo, La Historia Interminable.

En mi valoración final no puedo suspender a Embers of Mirrim ya que al menos aporta algo a este género que me resulta divertido, el poder separar el personaje y realizar los desafíos de movimientos con ambos a la vez es fantástico. En líneas generales es un juego muy agradable y divertido de jugar que recomiendo si eres de los que les gustan los juegos casual y que no tengas que firmar un contrato de por vida por su enorme duración, en esta ocasión ese es uno de sus puntos flacos, se nos hace muy muy corto y ni tanto ni tan calvo, pero lo que dure seguro que lo disfrutas.

Por otro lado tenemos que destacar el cambio de estilo que tendremos en algunos niveles, esto también es un punto muy a favor que rompe con el estilo lineal del juego y es de agradecer, con lo que no esperes mas para descubrirlo y pincha en el siguiente enlace.

Embers of Mirrim
Sobre El Autor
David Fraile
David Fraile
Editor Senior en OneWindows. Disfrutando de la tecnología.