Estas leyendo
Análisis: Elite Dangerous, porque todos hemos soñado con vivir en las estrellas

Elite Dangerous Logo

Reconozcámoslo, ponerte a los mandos de tu propia nave espacial, viajar a hipervelocidad cruzando la galaxia, explorar sistemas escondidos entre los millones y millones de estrellas… ¿quién no ha soñado alguna vez con eso? Pues es exactamente lo que nos proponen desde Frontier Developments.

Gracias al ejemplar cedido por BadLand Games, hemos podido probar la versión para Xbox One de este simulador espacial que se caracteriza precisamente por eso, por llevar con rigor el título de simulador. Dentro del juego podrás explorar una Vía Láctea a escala 1:1 con alrededor de 400 mil millones de sistemas estelares. Nada está fuera de lugar y todo tiene un sentido científico, la forma en que nuestra nave se mueve sin gravedad, o con ella, las distancias entre los distintos cuerpos celestes, sus órbitas, todo se basa en modelos científicos reales.

Comenzaremos nuestro periplo como propietarios de una modesta nave y una limitada cantidad de dinero, y a partir de ahí, será nuestra decisión elegir cómo queremos que se desarrolle nuestra vida dentro de este universo persistente donde las decisiones de todos los jugadores afectarán a su evolución.

Podemos optar por ser unos tranquilos mineros y hacer fortuna poco a poco buscando minerales en los campos de asteroides o anillos planetarios, o por el contrario podemos convertirnos en cazarrecompensas y surcar el espacio en busca de nuestra próxima presa para solicitar una cuantiosa recompensa. Sea cual sea el camino que elijas, comerciante, asesino, contrabandista, explorador…, mejorar y equipar tu nave será parte fundamental para el éxito, pues cuanto mayor sea la tarea encomendada necesitaremos más espacio en la bodega de carga, o unos láseres más potentes, etc.

No hay una manera correcta o incorrecta de jugar, cada cual puede buscar su estilo, pero ojo, porque la curva de aprendizaje no es sencilla, hasta que domines los controles y distintos paneles de tu nave y te hagas a cómo hay que manejarse en estaciones y demás, puede pasar un tiempo considerable. Por lo tanto, ten en cuenta que, como dijimos al principio, este es un simulador espacial con todas sus consecuencias, y no un juego donde ir disparando por el espacio.

Gráficamente no podemos decir que sea nada fuera de lo normal, las naves y estaciones tienen variedad y un diseño cuidado, pero es una gozada estar surcando el espacio a velocidad de crucero, girarte en la cabina de mando y descubrir una espectacular nebulosa, un planeta con anillos orbitando su estrella, el paso de un cometa…

Los sonidos y efectos especiales son de gran nivel y la sensación de inmersión es completa. Las voces están en inglés, pero todo está traducido al español cuando se transcribe al panel de tu nave, así como todos los controles e indicaciones.

[amazon_link asins=’B072JBGSDB’ template=’ProductAd’ store=’windowsphonea-21′ marketplace=’ES’ link_id=’8e0ebef3-778b-11e7-ab54-5347e3179550′]

En su contra debo decir, que aunque se trata de un MMO, en lo que llevo jugado no he coincidido con demasiados jugadores, y las posibilidades de interacción en este sentido son muy limitadas, ni siquiera puedes abandonar tu nave cuando llegas a una estación para explorarla o tratar de relacionarte de alguna manera con los que allí debe haber.

Elite Dangerous es un juego para los amantes de la ciencia ficción espacial, sin duda lo disfrutarán a muchos niveles, la primera vez que entras en una estación espacial en rotación por una abertura poco más grande que tu nave es un momentazo. Puede que a más de le uno eche para atrás el hecho de que no exista una línea argumental que lo una todo, pero es que se trata precisamente de eso, tú creas tu propia historia y vives la experiencia según tus gustos.

Elite Dangerous puntuación

¿Os apetece ver si tenéis madera de exploradores espaciales? Pues a por él.

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Panzer Ihnen
Ingeniero informático. Aficionado a la tecnología, sobre todo Microsoft, la fotografía (500px.com/panzerihnen), jugar a Xbox One y programar Apps y juegos.