Estas leyendo
Forzar la actualización de Windows Phone Mango engañando a Zune

Tras tantas esperas no todos los usuarios estan dispuestos a esperar a que sus respectivas compañias de telefonia lanzen Mango, así que aqui os dejamos como forzar la actualización.

Aunque la actualización de Mango para Windows Phone ya está circulando, de momento son algunos privilegiados los que reciben el aviso a través de Zune de que la nueva versión está lista para descargar, pero otros sin embargo, deben esperar a que el paquete esté disponible para su proveedor, quedándose sin la nueva fruta hasta nuevo aviso. Por suerte para ellos hay solución, y tal como cuentan en WPCentral, sólo hay que engañar a Zune para que la descarga aparezca lista a ser instalada. El proceso es tan sencillo como conectar el teléfono al equipo y comprobar actualizaciónes, en el momento que aparezca el mensaje de “No hay actualizaciones disponibles”, sólo tendremos que pulsar en algunos de los botones que aparecen debajo de la palabra “Actualización” -sincronización inalámbrica, imágenes y vídeos, etc.- para posteriormente volver a pulsar el botón de actualización y desconectar tu equipo de la conexión a internet.

Actualizar a Mango forzada

Será entonces cuando aparezca un mensaje de “Actualización disponible”, así que sólo tendrás que reanimar la conexión a internet y continuar con el progreso. Pero ojo, esa actualización no es Mango, se trata de la 7392. Repite los mismos pasos para conseguir la versión 7403 y una vez más para obtener la 7720, ahora sí, Windows Phone Mango.¡A disfrutar!

Fuente| Engadget

Nota: tras pulsar Actualizar esperar un par de segundo o tres, es posible (casi seguro) que no os salga a la primera pero no os desanimeis, ir probando ya que es cuestión de coger el punto, pueden ser 4 segundos, 5, 6, etc, no os desanimeis y probar que funciona.

 

 

 

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro Algar
Pedro Algar
Editor jefe de OneWindows, o al menos lo intento. Hagas lo que hagas, que puedas mirar atrás sin remordimientos.