Estas leyendo
El lado más humano de la tecnología, visitando Machu Picchu con las HoloLens a los 93 años

Machu Picchu

Muchas veces nos obcecamos en posiciones “extremistas” con respeto a ciertas cuestiones tecnológicas que nos pueden hacer perder la perspectiva, que si las ventanas son mejores que las manzanas, que si los androides no van ni con pilas alcalinas, etc. cuando realmente lo que debemos tener en cuenta es si nos sirven para mejorar nuestra vida diaria, al fin y al cabo esa es la meta de cualquier tecnología ¿no crees?.

Os preguntareis a que viene esta pequeña disertación con la que empiezo este post, pues viene dado por el siguiente vídeo donde el desarrollador Terry Bennett nos da un claro ejemplo de lo que digo. En él se nos muestra no solo las HoloLens y el uso que Terry hace de ellas en su día a día, sino también como este dispositivo puede hacer que una persona como su bisabuelo de 93 años, con problemas de movilidad y cuya vida transcurre sin apenas poder salir de su casa, puede recorrer aunque sea virtualmente las impresionantes ruinas de Machu Picchu.

La cara de sorpresa e incredulidad la familia de Terry al probar las HoloLens no tiene desperdicio y nos recuerda que básicamente en eso consisten los avances tecnológicos, en la capacidad de hacer nuestra vida más fácil, de sorprendernos y, ¿porqué no?, en brindar la posibilidad a un nonagenario de viajar desde el salón de su casa, algo que las HoloLens han hecho posible.

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro Algar
Pedro Algar
Editor jefe de OneWindows, o al menos lo intento. Hagas lo que hagas, que puedas mirar atrás sin remordimientos.