Estas leyendo
Microsoft HoloLens, probamos las gafas de realidad mixta de Microsoft

Microsoft-HoloLens-WPA-1

El mundo de las filtraciones es algo más que habitual en el ámbito de la tecnología. Cada día se hace más complicado mantener en secreto los nuevos productos que se va a lanzar y eso a veces va en contra del propio producto ya que hace desaparecer el elemento sorpresa. Microsoft fue capaz de asombrarnos a todos con la presentación de éstas en el evento del 21 de enero de 2015 sobre Windows 10. Posteriormente, en el Build 2015 se produjo el lanzamiento de sus primeras gafas de realidad aumentada o realidad mixta como las denomina, las Microsoft HoloLens con las que entró por la puerta grande en el restringido mercado de empresas desarrolladoras de este tipo de hardware.

Desde entonces el dispositivo ha sido probado y ha ido evolucionando internamente, en busca de poder ofrecer un buen producto final. De momento ese aún no ha llegado, pero si se han lanzado unas pocas unidades de un Kit de desarrollo para EEUU y Canadá que algunos afortunados han conseguido adquirir al precio de 3.000$.

Entre las unidades de este Kit alguna ha llegado a España y nosotros hemos tenido la oportunidad de acceder a una de ellas para poder probar y contaros nuestras impresiones.

El Kit de desarrollo que hemos probado nos lo ha facilitado la gente de Zerintia, compañía especializada en el desarrollo de soluciones corporativas y aeroespaciales para empresas. Además nos han permitido conocer el grado de interés de las empresas en las HoloLens, algo que incluso la gente de Microsoft reconocía que les había sorprendido dado la gran aceptación que habían percibido.

El principal elemento a favor de las HoloLens es su capacidad de poder ofrecer un espacio de trabajo dinámico con el que los usuarios pueden interactuar, permitiendo incluso adjuntar documentación, explicaciones o videos al mismo.

Pedro Diezma, responsable de Zerintia en España, nos comentó que esta no es ni mucho menos su primera experiencia en este tipo de tecnología, sin embargo, con respecto a dispositivos precedentes el salto en la calidad y potencial de uso es abismal, permitiéndoles usar objetos virtuales de una altísima calidad, que se alejan muchísimo de lo que ya había en el mercado.

Microsoft-HoloLens-WPA

El efecto WOW

Hablando sobre el interés de las empresas en las HoloLens, nos confirman que ya hay varias muy interesadas y con proyectos avanzados. Comentan además que con las gafas de Microsoft han conseguido algo que ellos valoran mucho en un dispositivo, el “Efecto WOW”, es decir, la capacidad de que cuando se presenta un proyecto a una empresa, los responsables de ella se sorprendan ante los resultados, de ahí la exclamación “WOW”.  No olvidemos que en teoría este producto está en desarrollo y no en una versión final, sin embargo, es tan bueno su funcionamiento y tan pocos sus fallos que en Zerintia ya le dan el tratamiento de producto final.

Por desgracia no podemos hablar de proyectos concretos ya que no es posible su difusión, pero os aseguramos que los interesados son empresas de altísimo nivel que básicamente buscan mejorar su productividad y también realzar su posicionamiento en entornos virtuales.

Por supuesto preguntamos cuáles consideraba que eran los puntos negativos de las HoloLens y es que no todo podía ser bueno. En este aspecto nos comentan que en determinadas circunstancias la duración de su batería es un punto negativo ya que en condiciones de uso intensivo solo llega a las 3 horas. También nos ha comentado que si bien el software de desarrollo está muy avanzado, aún debe mejorar o más bien “abrir” nuevas funciones, aunque aquí es donde se nos recuerda que apenas estamos ante el inicio de esta tecnología.

Microsoft-HoloLens-WPA-david

Probamos las HoloLens y nos han sorprendido

Cuando alguien te habla de querer provocar un efecto “WOW”, siempre te lo tomas con prudencia. Al fin y al cabo, cuando tratas de vender un producto está claro que te lo van a mostrar como “lo mejor”, sin embargo, con las HoloLens con nosotros lo han logrado y es que su uso es realmente sorprendente.

El diseño de las HoloLens está muy logrado, se ve de calidad y sorprende la ligereza que tiene. Se adapta a la perfección a la cabeza del usuario gracias a una rueda que podemos usar para ajustarlas, además cuenta con una especie de “aro” que se puede inclinar para posicionarlas mejor. Lo cierto es que llega un momento en el que apenas las notas puestas. Como pega decir que el campo de visión holográfica se me hizo algo pequeño y, a veces, no permitía observar al completo un objeto. Por contra los altavoces sorprenden ya que logran un sonido muy bueno sin que por ello dejemos de escuchar lo que pasa a nuestro alrededor.

Las HoloLens disponen de memoria posicional, es decir, si ponemos una serie de objetos en una sala, una vez regresemos a esa sala éstos continuarán ahí. En nuestro caso pudimos ver varios bloques con objetos virtuales en diferentes zonas de la sala, así como pantallas con las que interactuar. La principal es el menú que desplegamos y recogemos con un gesto con la mano, pinchando sobre el icono que deseemos iniciar.

Microsoft-HoloLens-WPA-Pedro

En el tiempo que estuvimos probando las HoloLens tuvimos oportunidad de comprobar dos cosas, su uso es muy intuitivo y llega un momento en que realmente lo ves todo como una sola realidad y aunque no dejas de notar cuales son los hologramas, al poco tiempo se te hace natural el interactuar con ellos.

Como podéis ver en el vídeo hemos tenido la oportunidad de probar algunas aplicaciones como la aplicación Hologramas, una de anatomía y algún pequeño juego. Podemos decir que la calidad de los Hologramas es muy alta y que la respuesta a nuestros gestos es inmediata, sinceramente no parece un producto en desarrollo ni mucho menos.

Como hemos dicho, en la sala se posicionan diferentes áreas con bloques, sin embargo, si seleccionamos una aplicación o juego entramos de lleno en él, haciendo que el resto desaparezca para que no nos “confunda”. Por ejemplo, el juego que probamos consistía en una brecha que se simulaba sobre la pared de la cual salían una serie de drones o bichos metálicos que debíamos eliminar. Cuando jugábamos, las gafas realizaban un reconocimiento del área, momento en que se muestra una especie de mallado y los menús y objetos que teníamos situados por la sala desaparecían, por lo que ya podías dedicarte por entero a matar bichos “cibernéticos” sin nada en medio que nos distrajese.

Microsoft-HoloLens-WPA-zerintia

Una cosa nos ha quedado claro y es su enorme potencial. Tenemos que tener en cuenta que cuando conectamos en un área Wi-Fi varias HoloLens, éstas pueden compartir el espacio virtual, esto permitiría cosas como el que un instructor y varios alumnos vieran una pieza de ingeniería como un motor, o asistir a una simulación de una operación, etc. El instructor les explicaría qué es cada pieza, cada órgano, su funcionamiento, etc. a los alumnos, y éstos incluso podrían disponer de documentación adjunta para cada pieza que pudieran consultar a voluntad. Todo ello sin perder de vista el mundo real por lo que se podrían sobreponer sobre objetos y situaciones reales. Por desgracia no pudimos probarlo ya que solo teníamos un dispositivo.

Conclusión

Esta incursión en los dispositivos de realidad mixta es una clara demostración de cómo Microsoft puede hacer las cosas bien. Un dispositivo muy bien diseñado, ligero, cómodo y que realiza su cometido a la perfección. Sorprende la calidad de los hologramas y la facilidad de uso del mismo.  Inicialmente teníamos nuestras dudas sobre cómo nos adaptaríamos a un mundo donde lo virtual y lo real se superponían, y sobre todo si realmente conseguirían que nos pareciera una sola realidad. Ambas dudas se despejaron al momento y hemos de reconocer que terminamos la experiencia con un pensamiento “Queremos probar más”.

Puedes ver a continuación el vídeo de nuestra experiencia.

¿Que opinas de las HoloLens de Microsoft?

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro Algar
Pedro Algar
Editor jefe de OneWindows, o al menos lo intento. Hagas lo que hagas, que puedas mirar atrás sin remordimientos.