Estas leyendo
SwiftKey Beta para Android añade Microsoft Translator a sus funciones

SwiftKey Beta

Microsoft aprovecha al máximo las posibilidades que da el sistema Android, no solo con el lanzamiento de aplicaciones con sus servicios, si no que también presenta su propio Launcher e incluso su propio teclado. Lo cierto es que no pocas de las aplicaciones de Microsoft son adquisiciones de otras preexistentes. Con el apoyo financiero y del equipo de la empresa de Redmond estas aplicaciones suelen experimentar un fuerte empuje, pero sin duda uno de las mejores opciones que se les brinda es la posibilidad de incorporar otros servicios de la compañía como vemos hoy.

SwiftKey ahora traduce automáticamente

SwiftKey es el teclado que Microsoft tiene en la Google Play y al igual que otras aplicaciones cuenta con su versión beta. Hoy esta se ha actualizado y ha incorporado entre sus funciones la traducción automática mediante Microsoft Translator.

Para encontrarlo solo debemos pulsar el simbolo + que vemos en la barra superior del teclado y seleccionar el icono de Microsoft Translator. Con ello se nos abre un cuadro donde escoger los idiomas de la traducción. Lo que escribamos en la barra del teclado se introducirá ya traducido en el campo seleccionado, un ejemplo lo teneís en la siguientes capturas con nuestro campo de búsqueda y como se introduce el texto traducido en inglés y francés.

Relacionado  Onedrive para Android ya soporta desbloqueo por huella

Con ello nos ahorramos tener que traducir en aplicaciones externas para luego copiar y pegar, todo ello lo hace SwiftKey de forma automática.

Junto con ello la nueva versión de SwiftKey beta trae como nuevo idioma el Dungan y se han realizado diversas mejoras relacionados con los idiomas Tamil e Indi.

Puedes descargar la beta de SwiftKey para Android con el siguiente link.

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro Algar
Pedro Algar
Editor jefe de OneWindows, o al menos lo intento. Hagas lo que hagas, que puedas mirar atrás sin remordimientos.