Estas leyendo
¿Windows 10 es amado u odiado?, un pequeño estudio de mercado da resultados sorprendentes

windows 10

Sin duda estamos ante una pregunta difícil de responder ya que hoy en día y considerando los más de 50 millones de usuarios que parece ya tienen Windows 10, es difícil realizar una encuesta a cada uno de ellos para luego obtener los índices de “amor y odio” hacia el sistema operativo. Pero la gente de BrandWatch decidió intentarlo e hicieron una, relativamente, pequeña encuesta de tan solo 7000 usuarios, para poder ver que es lo que opinan sobre el S.O. y sus partes más importantes.

Tras procesar los datos obtenidos se encontraron con la sorpresa de que el 92% de los encuestados afirmaron adorar Windows 10, mientras que tan solo un escaso 8% de los mismos indicaron que lo detestan, una diferencia impresionante.

windows-10-amor-odio-2

Sin duda es un porcentaje altísimo, aunque, como mencionamos anteriormente, solo es una encuesta realizada entre un número pequeño en comparación con los millones de usuarios que utilizan Windows 10 y puede que no se considere “representativo” de la opinión general, sin embargo la diferencia es tanta que no podemos menos que tomarlo como un indicador de satisfacción y que en lineas generales el sistema está convenciendo a los usuarios.

Separando la encuesta en los diversos contenidos de Windows 10 los encuestadores pudieron notar que el menú inicio, tan reclamado, no es lo más amado del nuevo sistema, si no que el primer puesto entre las cosas que gustan se lo llevó Cortana, seguido del nuevo navegador Edge y la integración con Xbox. Por otro lado la Suite de Office parece que no termina de convencer y son mayoría a los usuarios que no les gusta.

windows-10-amor-odio

¿Qué os parecen las estadísticas?, ¿Vosotros amáis u odiáis Windows 10?, ¿Estáis de acuerdo con los resultados?

WinBeta

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Marcelo Román
Marcelo Román
Futuro ingeniero informático. Cuando la fuerza se acaba, comienza la voluntad.