Estas leyendo
Siguen las confirmaciones y desmentidos sobre Windows Phone 8

WP 8 si o no

Esto empieza a ser algo recurrente, tras el anuncio del Evangelista Nuno Silva confirmando que todos los Windows Phone podrían actualizarse a Apolo, seguido de la rectificación del mismo Nuno Silva a los pocos días, ahora volvemos a tener quien lo confirma y quien lo desmiente.

Via Twitter João Luis otro Evangelista de Microsoft, confirmaba que los Lumia se podrán actualizar a WP8, información obtenida según el de fuentes de 200% fiabilidad, entre los Lumia que se podrán actualizar incluye el Lumia 610, lo que hace pensar que si un teléfono de gama baja se podrá actualizar es lógico pensar que también lo podrán hacer los WP de primera generación de otros fabricantes .

joao luis twitter

Tras ponernos en contacto con él nos ha confirmado que se actualizaran los telefonos de segunda generación, aunque aun no puede confirmar que se actualizen los de primera.

confirmacion jose luis


Y como viene siendo habitual, tras este rayo de esperanza para los usuarios actuales de WP, llegaron las nubes de mano de Paul Thurrott que basandose en fuentes tambien fidedignas afirma que no habrá actualización, ni siquiera para los Lumia 900, y pone su reputación en ello. Sinceramente viendo su razonamiento para apoyar su teoria, ya que eso es lo que nos parece, nos resistimos ha darle excesivo crédito, no decimos que no diga la verdad sino que sus razonamientos no nos convencen.

Uno de los motivos que da es que no seria la primera vez que Microsoft hace algo parecido y recuerda el abandono de Windows Mobile 6.5 por parte de los de redmond apostando por un nuevo sistema que no permitió a los usuarios de WM pasar a WP, también razona que que Windows Phone 8 esta basado en el Kernel de Windows 8 y que requerirá mejor hardware con dos o mas procesadores, otro de sus razonamientos es el económico, afirma que el numero de terminales vendidos hasta el momento no compensa el gasto que requeriría adaptar WP8 para poder permitir a los WP7 actualizarse.

Bueno sinceramente estos razonamientos no nos convencen por distintas razones:

  1. Windows Mobile 6.5 no es comparable a Windows Phone ni por el numero de terminales ya vendidos, ni por la aceptación por usuarios y críticos, ni por el apoyo que esta recibiendo la segunda.
  2. Windows Phone 8 esta basado en el Kernel de Windows 8 pero una de las pocas cosas que si ha confirmado Microsoft es que las aplicaciones actuales casi al 90% se podrán ejecutar en Apolo, lo que demuestra que hay una base para poder compatibilizar WP8 con WP7, nos negamos a creer que WP8 requiera un hardware de  2 o mas nucleos, eso sería decir adiós a los mercados emergentes, punto en el que Nokia ha exigido mas a Microsoft logrando que esta se plegará como demuestra el Lumia 610 y Tango.
  3. La razón económica nos parece increible, es cierto que Microsoft ha tenido un buen año, pero su mayor apoyo en Windows Phone, Nokia, ha tenido un año muy duro y enfrentarse a que la gran inversión que han hecho en los Lumia, incluyendo los Lumia 900, se vea desfasada en unos pocos meses es un golpe que no creo que Nokia esté dispuesto a asumir ni a tolerar

A todo esto se uniría al gran descrédito que tendría el sistema si los actuales usuarios de Windows Phone pasaran de ser de los mas satisfechos con sus teléfonos y por ende embajadores del sistema, a usuarios descontentos que fueran “echando pestes” de Windows Phone .

Os recordamos que aquí podéis dar vuestros votos para pedir a Microsoft que permita la actualización a WP8 de los teléfonos de primera generación.

Fuente| WMPU

Sobre El Autor
Pedro Algar
Pedro Algar
Editor jefe de OneWindows, o al menos lo intento. Hagas lo que hagas, que puedas mirar atrás sin remordimientos.
  • Josecnc

    Espero que tras Windows Phone 8, todo este asunto quede aclarado y todos los usuarios puedan hablar de otra cosa que no sea la retrocompatibilidad y lo verde que está el sistema.

    Creo que Nokia se merece remontar de una vez y Microsoft inspirar más confianza a los usuarios con su plataforma, pero parece que todavía tendremos que esperar a final de año para despejar estas incognitas.

    Un saludo.