Estas leyendo
Woxter presenta su Zen 12, una tablet dual con Windows 10 por 249€

WOXTER ZEN 12

Muchos fabricantes están optando por dejar al usuario la decisión de elegir qué sistema prefieren usar en su dispositivo y lo lanzan al mercado con sistemas duales, es el caso de la nueva tablet Zen 12 que ha lanzado Woxter y que tendremos disponibles en España a partir del 7 de Septiembre.

La Woxter Zen 12 cuenta con un sistema de arranque dual. que permite que al encender el dispositivo se elija entre usar Windows 10 o Android Lollipop, así podemos contar con lo mejor de ambos sistemas y elegir cual nos interesa usar en función de nuestras necesidades. Esta tablet viene con una pantalla de 11,6 pulgadas HD y monta un procesador quad core Intel Atom Z3373SF a 1.83 GHz, con una GPU Intel HD Graphic  de 7ª generación. Su RAM es de 2GB y cuenta con un almacenamiento interno de 32 GB que podemos ampliar mediante tarjeta SDHC/SDXC de hasta 64 GB.

WOXTER ZEN 12

Woxter ha añadido un teclado magnético que se puede acoplar a la pantalla y le ha dotado de un diseño disponible en tres colores distintos: negro, azul y rosa. Todo ello estará disponible en su tienda a un precio de 249€ dentro de solo dos días.

Sin duda es bueno ver llegar cada vez más fabricantes que montan Windows 10 en sus dispositivos, aunque sea de forma dual. ¿Que te parece este tipo de dispositivos? ¿Te gusta la Woxter Zen 12?

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Especificaciones
Sistema Operativo

Android: 5.1 y Windows Home 32 bits en función Dual Boot

Procesador

Intel Atom Z3735F a 1,83 GHz

Pantalla

11,6" con tecnología IPS y OGS, resolución 1366 x 768 px

Bateria

10000 mAh

Memoria RAM

2 GB DDR3L

Almacenamiento

32 GB con soporte microSD de hasta 64 Gb

Cámara trasera

2 Mpx

Cámara frontal

2 Mpx

Otros detalles

Colores: Negro, Rosa y azul
Dimensiones: 300 x 186 x 10,1 mm
Peso: 725 g

Sobre El Autor
Pedro Algar
Pedro Algar
Editor jefe de OneWindows, o al menos lo intento. Hagas lo que hagas, que puedas mirar atrás sin remordimientos.