Estas leyendo
Las operadoras pretenden cobrar a los servicios de mensajería

whatsapp-windows-10

Una nueva polémica se ha desatado en Europa por parte de Agcom. El organismo que regula todo lo que tiene que ver con respecto a las telecomunicaciones en Italia ha manifestado su deseo de implementar nuevas leyes para hacer que compañías creadoras de aplicaciones como WhatsApp, Facebook, Telegram, Skype, Line o WeChat paguen por el uso que hacen de las redes ofrecidas por las operadoras, aduciendo que dichas operadoras no perciben un céntimo por parte de los servicios OTT (over the top) y por ello los costos de mantenimiento no son sustentados.

Agcom explica sus propositos:

Es importante una regulación que nos permita marcar una igualdad en los servicios de comunicación electrónicos. Actualmente se encuentra descompensada debido a que hay que realizar un enorme esfuerzo para que estos servicios puedan funcionar como es debido.

En España quieren hacer lo mismo.

Al parecer en España ya ha habido precedentes y varias empresas están de acuerdo con la medida y si está triunfa en Italia no sería de extrañar que quisieran unirse a ella. Las primeras operadoras que se echaron al ruedo están constituidas por Telefónica, Vodafone y Orange, quienes ya hace tiempo han pedido que se les de un trato similar a lo que Agcom quiere conseguir. Y siendo realistas las tres solas pueden ejercer una presión lo suficientemente fuerte como para terminar haciendo valer (incluso antes que Italia) estas leyes regulatorias.

Hace algún tiempo, José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, apuntó que:

Las OTT deben jugar con las mismas reglas que los operadores tradicionales al ofrecer los mismos servicios, como las llamadas sobre Internet o la mensajería.

Mientras que Gervais Pellisier, responsable de Orange para Europa, también pidió una regulación al respecto y que “se apliquen las mismas reglas a todos los jugadores del mercado”.

Relacionado  Telegram Desktop se actualiza y ya permite marcar chats como leídos

Si bien es cierto que se busca una igualdad entre los actores, también se está pensando en el impacto que tendrá los usuarios.

¿Y que pasa en LATAM?

A contrario de lo que ocurre en Italia y España, en LATAM el servicio de mensajería instantánea prácticamente es una llave que las operadoras usan para asegurarse más clientes. Muchas operadoras han optado por incluir en su portafolio de servicios las OTTs, para estos es imprescindible y casi que una religión que les permiten capturar la atención de más usuarios y que estos puedan adquirir planes pospagados, pero hasta ahí. De hecho la confusión que acarrea tener más megas en tu plan subsidiado con mejor servicio es casi que una proporcionalidad inversa. También radica como factor la poca o nula inversión que las operadoras han realizado a su infraestructura física para ofrecer un mejor servicio, y eso se puede ver si vas a una oficina central de cualquiera de las operadoras, sin importar en el país que estés; en vez de esto, éstas prefieren invertir en servicios OTT propios para que se vea reflejado algo de las ganancias, claro, sin éxito debido a la popularidad que han ganado WhatsApp, Messenger, entre otras. La cuestión radica es que en Latinoamérica por el momento no parece que necesiten pedir medidas regulatorias para ello, en vista de que normalmente el servicio no es el mejor.

Relacionado  WhatsApp y Microsoft podrían estar trabajando en una app UWP para Windows 10

No garantiza un mejor servicio, seamos sinceros.

Las medidas de Agcom, aunque muy lógicas, parecen que no piensan en los usuarios sino en beneficios para las operadoras. Si bien es cierto que el esfuerzo para ofrecer un mejor servicio es arduo, esto no garantiza que finalmente tenga este resultado. El cobro de tarifas a los OTT por el uso de la red de datos de las operadoras podría ser muy bien una solución a corto plazo, además de que estas se situarán lejos de la fuente de ingresos que provienen directamente de los usuarios (y me refiero a ganancias netas). Lo que no se han puesto a pensar es que reciben los suficientes ingresos como para poder invertir en la infraestructura necesaria que pueda surtir la demanda que actualmente sigue en incremento. Entonces se ofrecen más servicios para obtener más ganancias por partes de las OTTs, y si no se llegan a acuerdos, el usuario simplemente se irá a buscarlo a otra parte.

El tema es candente y falta mucha tela por cortar. ¿Qué opinas al respecto? ¿Crees que es justo lo que piden? ¡Coméntanos!

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
César Gómez
César Gómez
Editor Senior. Me llaman "Cego". Ingeniero de Sistemas. Geek. ex-Microsofter. "Los placeres de la vida: leer un buen libro, disfrutar del amor correspondido, una buena taza de café y hacer lo que te gusta, en mi caso, desarrollar."