Estas leyendo
Paul Allen, cofundador de Microsoft, fallece a los 65 años

Paul Allen

Allá por mediados de la década de los 70 dos jóvenes emprendedores creaban la que se transformaría en una de las mayores empresas tecnológicas del mundo, esos dos jóvenes eran Bill Gates y Paul Allen, y la empresa fundada Microsoft.

Desde ese día muchas cosas han pasado y por problemas de salud Allen abandono Microsoft  en 1983, aunque retornaría en el año 1990. Su regreso lo hizo a una compañía que ya dirigía como firmeza Bill gates, y finalmente abandonó sus responsabilidad de Microsoft en el año 2000.  Mientras que Bill Gates se hacia mundialmente conocido dirigiendo la compañía, Allen fundo y participó en diversas empresas, sacando tiempo para a otros negocios como la compra de varios equipos deportivos como los Seattle Seahawks de la NFL y los  Portland Trail Blazers de la NBA. Además creo una fundación con la que se dedicó a diversas actividades filantropicas.

Paul Allen

Hace unos meses Allen anunció que la enfermedad que le había apartado de su empresa en los años 80 había retornado. El cofundador de Microsoft padecía de un Linfoma no Hodgkin, que hoy finalmente ha ganado la batalla, ocasionado su fallecimiento a la edad de 65 años en Seattle.

Su familia, a través de su hermana Jody, ha comunicado el deceso en la web de Vulcan, una de las empresas fundadas por Allen.

“Mi hermano era un individuo extraordinario en todos los niveles. Mientras que la mayoría conocía a Paul Allen como tecnólogo y filántropo, para nosotros era un  hermano y tio muy querido y un amigo excepcional.  

Otro de los personajes que cambiaron nuestra forma de ver y vivir el mundo, que hoy se despide de nosotros y a cuya familia le damos el pésame. D.E.P.

Relacionado  SUSE y Microsoft presentan el primer Kernel Linux empresarial optimizado para Azure

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro Algar
Pedro Algar
Editor jefe de OneWindows, o al menos lo intento. Hagas lo que hagas, que puedas mirar atrás sin remordimientos.