Estas leyendo
Sobre el MWC 2017, la ausencia de Microsoft, la vuelta de Nokia y nuestra experiencia en Barcelona

MWC

Un año más hemos acudido al mayor evento de telefonía móvil del mundo, el Mobile World Congress de Barcelona. Como es habitual nos gusta contaros nuestras experiencias en el congreso, lo que hemos visto, lo que nos han presentado, pero sobre todo nuestras sensaciones en él. Durante 4 días hemos recorrido de una punta a otra todos los Stands y es hora de que os contemos que opinamos sobre lo que ha dado de si el MWC 2017.

Pedro Algar Pedro Algar

Aunque cada año el MWC es mas variado y no es ya aquel evento donde solo veíamos Smartphones con algunas pinceladas de otras tecnologías y dispositivos, ya se sabía que no iba a ser un año de los grandes anuncios para móviles, con algunas excepciones como el retorno de Nokia. En mi caso no voy a entrar en grandes detalles, sino que haré un resumen más bien somero que comienza por la inexplicable ausencia de Microsoft, algo para lo que no encuentro “excusa”.

En el MWC no se limitan a presentar móviles, es un evento donde todo el que tiene algo que decir en este mundillo debe estar, a excepción de Apple que siempre va por libre. Microsoft no solo es fabricante de terminales, se supone que también es uno de los competidores en cuanto a sistemas operativos se refiere, no me entra en la cabeza haber visto a Sailfish con su propio Stand, pero ni rastro de Microsoft y Windows, o mejor dicho, haber visto un Stand cerrado solo accesible para unos pocos partners, que para más inri estaba situado justo enfrente del de Nokia. Es muy complicado creer en sus afirmaciones de apoyo al sistema para móviles cuando ves actos como estos.

Otro de los puntos negativos para mi ha sido la practica inexistencia de terminales con Windows, pudiendo contarse estos con los dedos de una mano. El Alcatel Idol 4 Pro fue el único “novedoso” y ya sabemos que realmente ya lleva un tiempo en el mercado, por otro lado HP sigue siendo el único que se nota entusiasmado con el sistema y nos confirmaron que tiene grandes perspectivas de futuro como parte de “negocio empresarial” y es que el terminal en sí es una parte de un paquete de soluciones que se ofrece a los potenciales clientes. Dos gotas de agua en un desierto que no invitan a la esperanza.

El resto del MWC fue bastante anodino en cuanto a lanzamientos, el LG G6, los Sony XZ y Huawei P10 sobresalieron sobre el resto de competidores en lo que a anuncios se refiere, pero sin duda el que creo más expectación fue Nokia, el único que pudo presumir de tener su Stand a rebosar durante todos y cada uno de los días del evento. Los finlandeses con HMD a los mandos han conseguido despertar el interés del publico con terminales que no traen grandes novedades en sus especificaciones, pero que han demostrado que no han perdido la capacidad de hacer terminales con un diseño netamente Nokia, consiguiendo recuperar esa sensación de resistencia y elegancia que atesoraban en años pasados. Blackberry también ha tenido su espacio con el nuevo KeyOne y una versión propia del Alcatel Idol 4, aunque dudamos que sirvan para hacer resurgir al fabricante.

En otro tipo de dispositivos si tuvimos mas alegrías, Samsung nos mostró el Galaxy Book, HP su nuevo HP Pro X2 y Lenovo sus nuevos convertibles, todos ellos cumplidores pero que siguieron la tónica del evento en general, falto de algún producto realmente destacable. Si tenemos que destacar algo que me llamo la atención fue el tremendo hype que esta levantando el 5G, ZTE, Huawei, Nokia y una multitud de empresas ya están preparándose para su llegada, que promete cambiar en mucho la conectividad actual.

En resumen ha sido un año de transito, un año donde el sistema de Microsoft así como la empresa han estado desaparecidos y no ha servido mas que para aumentar el desanimo con respecto a lo que nos deparan.


Ramón Ruiz Ramón Ruiz

El MWC siempre es un evento que da mucho de si, sus 9 halls acogen a una cantidad impresionante de marcas y compañías. Por supuesto como todos los años, lo primero a lo que intentamos es ir a ver si Microsoft tiene algo para nosotros. Después de la decepción del año pasado lo cierto es que este año no esperábamos gran cosa, más aún después de que se rumoreara que los de Redmond ni siquiera estarían presentes, cual fue nuestra sorpresa cuando al llegar allí lo único que vimos fue una entrada a un stand vigilada por un vigilante de ssguridad con muy mala cara. ¿Qué hicimos? Pues simplemente darnos la vuelta y disfrutar como niños chicos de las demás compañías, que aun llevando en nuestro pase en grande “OneWindows”, no han dudado en ayudarnos y mostrarnos amablemente todos sus productos en detalle.

Como ha dicho Pedro, el Mobile es un lugar donde Microsoft podría hacer un stand con sus hololens y dejar a todo el mundo con la boca abierta, podría tener allí sus Surface Studio, Surface Book y Surface Hub e impresionar a la gente con la calidad de las mismas, en cambio lo que hemos visto es como cada vez más empresas sacan dispositivos parecidos a estos y la gente los ve como novedad, sin ser conscientes de que Microsoft tiene algo mejor. ¿De quien es la culpa? Obviamente de quien no publicita su producto, de nuevo el director de marketing y publicidad de Microsoft se merece un gran aplauso…

Relacionado  Microsoft compra GitHub por 7.5 mil millones de dólares [Oficial]

Hablando ya de lo positivo, sin duda terminales como el LG G6, el Sony XZ con su pantalla 4K o el todoterreno Huawei P10 con sus completas especificaciones han sido de lo mejor que se ha presentado allí. También ha sido bonito echar un vistazo al futuro móvil de la mano de ZTE, los cuales llevaron allí su prototipo de dispositivo móvil capaz de conectarse al 5G, obteniendo una descargar de 975 MB por segundo aproximadamente.


Albert Pina Albert Pina

Un año más ha pasado el MWC y es momento de reflexionar qué nos hemos encontrado y cuál es mi opinión particular. Tengo que decir que a diferencia de años anteriores, viendo la situación de Windows 10 Mobile no esperaba ninguna apuesta por parte de las principales marcas y aún menos por las más pequeñas. Además, también ya veníamos avisados de que el stand de Microsoft era simplemente ridículo por su tamaño comparado con el del año anterior y aún más ridículo comparado con el de Nokia que encima ha estado frente al de los de Redmond.

Las sospechas fueron cumplidas. Ni rastro de Microsoft ni Windows 10 Mobile. Pero empecemos por Microsoft. Ésta literalmente ha querido pasar el MWC de forma desapercibida, proponiendo un stand cerrado al público sin la posibilidad de poder probar ningún producto como el Surface Book, la Surface Studio o las HoloLens. ¿En serio era tan difícil preparar algunas demos para que la gente pudiera probar las HoloLens? No, pero para Microsoft sí lo era. Parece que el departamento de Marketing no tiene ni la más remota de idea de cómo funciona el Mobile World Congress. Sin ir más lejos, el mejor ejemplo es Samsung que, sin presentar su próximo flagship, fue capaz de acaparar la atención de una gran cantidad de personas con la presentación de sus dos nuevas tablets (Galaxy Book y Galaxy Tab S3), de otros servicios de Samsung y sobretodo por sus 5 experiencias de realidad virtual con las Samsung Gear VR. Conclusión: Microsoft construyó un muro en el MWC y lo único que fue capaz de ver es la cantidad de gente que venía para ver toda la nueva artillería de Nokia, y eso, sin haber presentado un gama alta, sí, al igual que Samsung.

Windows 10 Mobile. Voy a hablar poco de él, total no hay nada que decir. El Alcatel Idol 4 Pro fue la única novedad reseñable y tampoco demasiado, ya que llegará dentro de varios meses y a un precio elevado, unido a que en Alcatel no confían en el terminal, sino que se lanzará porqué ha habido solicitudes de que llegara a Europa, nada más.

Nokia Stand MWC

Si tengo que declarar algunos ganadores de este MWC para mi son Nokia, LG, Huawei y Sony. Nokia por su vuelta a lo grande, por las expectativas que ha creado y por el inmenso interés generado en los 4 días del MWC. LG por arriesgar una vez más y ser de los primeros en apostar por un frontal con casi todo pantalla para el LG G6 con un diseño y acabados impecables. Huawei por presentar un P10 muy completo en prestaciones, gestos y personalizaciones. Y Sony, porqué además de presentar 4 nuevos móviles de diferentes categorías y con grandes características, también ha presentado otras tecnologías y dispositivos inteligentes.

Aún así, por mi gran estima a la marca finesa, el gran vencedor para mi, aprovechando la ausencia de Samsung ha sido Nokia. Con 4 nuevos teléfonos y una nueva división de smartwatches y salud tras la adquisición de Withings, ha sido capaz de acaparar un interés sin precedentes que ni ellos mismos esperaban (palabras textuales del personal de Nokia y HMD Global). Por una parte, los Nokia 3, Nokia 5 y Nokia 6 son un nuevo referente a seguir en diseño, prestaciones y precio que aunque denota que Nokia no ha querido arriesgar, no significa que sean malos terminales. Por otra parte, el Nokia 3310 ha sido ese golpe de nostalgia que remató la conferencia de Nokia que ya de por si estaba siendo completa. Así que, sin miedo alguno, me congratula decir la frase que vimos en el espacio de HMD Globa: “Welcome home”.


David Fraile David Fraile

Los sentimientos que me deja este Mobile World Congress son extraños por varios motivos, el primero de ellos por la ausencia de Microsoft, ver el trabajo que realizamos para dar a conocer el sistema y ellos se presentaron con un Stand que parecía una muralla, escondido y aburrido. Daba una sensación de prepotencia increíble pero por suerte pudimos disfrutar de muchos otros Stand que, a pesar de llevar en la acreditación la palabra Windows, fuimos bien recibidos en todos ellos.

LG G6, el Sony XZ con su pantalla 4K o el Huawei P10 fueron sin duda lo mas relevante en cuanto a dispositivos se refiere, eso si, con el permiso de Nokia. Stand que visitamos en numerosas ocasiones por el buen ambiente que tenían y la felicidad que rebosaban todos y cada uno de los trabajadores que en el se encontraban, se ve que han vuelto para quedarse.

“Nokia ha recuperado la esencia que la hizo líder en su época”

Por otro lado tengo que destacar un par de tecnologías impresionantes que aún sin estar en mi TOP cinco de preferencias de este MWC al menos en primera estancia tengo que reconocer que con el paso de los días veo con mejores ojos la presentación de ZTE y su prototipo móvil capaz de funcionar con conectividad 5G y por otro lado destacaría la Super mCharge de Meizu capaz de cargar una batería de 3000 mHa en tan solo 20 minutos, lo pudimos ver en directo en un evento muy cercano y distendido.

Relacionado  Surface Laptop con Intel Core i5 y 8 GB de RAM disponible en la Microsoft Store

No quiero terminar este resumen sin mencionar lo espectacular que ha sido un año mas el Stand de Samsung y sus Galaxy Book y Galaxy Tab S3, que a este paso no descarto que monten su propio parque de atracciones en cualquier rincón del mundo.

Eric Herranz Eric Herranz

Como cada año, cientos de compañías se juntan en Barcelona para participar en el evento móvil más grande del año. Este 2017, en el Mobile World Congress ha habido alegrías como su gran afluencia y aumento sobre la edición anterior (cerca de 110.000 personas), sorpresas y algún gran ausente, pero presente.

No puedo evitar empezar, como el resto de nosotros, con la no-presencia de Microsoft. Para empezar, cuando pudimos ver el mapa de los pabellones del MWC, rápidamente nos pusimos a buscar a diversas compañías para poder situarnos. La primera sorpresa llegó cuando Microsoft no estaba donde debería estar, donde estuvo estos últimos años. Acto seguido encontramos que estaba justo delante de Nokia, algo que nos resultaba curiosamente irónico, pero nos llamó la atención nada más. Imaginamos que quizás Microsoft vendría con demostraciones de su Surface Studio, HoloLens, etc. Pero, ¿cuál fue nuestra sorpresa? Que no había nada, nada de nada. Un stand plenamente vacío, delimitado por paredes prefabricadas blancas que daban más sensación de que no te querían ahí que otra cosa. Un espacio reservado para reuniones y poco más. Es curioso porque la mayoría de stands que son para reuniones se reparten entre los pabellones 1, 2, 6 y 7. A Microsoft le merecía la pena, al menos, intentar un “Hola, estoy aquí, miradme”, pero en vez de eso, fue un “Hola, no quiero estar aquí, ni quiero que te acerques.”

Dejando de lado esto, he de destacar la vuelta de Nokia. La mezcla de nostalgia con la sensación de un trabajo bien hecho resultó muy placentera, y lo mejor de todo era cuando te acercabas a algún empleado de Nokia/HMD, les felicitabas por el trabajo y realmente se emocionaban de escucharlo. Como dato curioso, el stand de Nokia era el más grande de todo el pabellón 3 (el más importante) y la zona que ocupaban los móviles en comparación con el resto del stand quizás no llegaba al 10% del total. Podría decirse que es marketing, o quizás falta de previsión por no esperar tanta notoriedad, y casi que me inclino por lo segundo. Aunque Nokia trabaje para ser lo que era, no tiene ni los medios ni la capacidad que tenía antes, y se nota en que algunas preguntas que les hicimos no las podían contestar porque no sabían la respuesta de cómo iban a actuar o proceder, y desde mi opinión personal espero que triunfe y sea un éxito, pues creo que se lo merecen y están haciendo un gran trabajo. No puedo esperar a ver cómo será su futuro buque insignia.

El resto de cosas que me gustaría destacar son, para empezar, LG. Creo que han hecho un grandísimo trabajo con el G6 y han aprendido de sus errores con el modelo anterior. La pantalla es fantástica y llama muchísimo la atención, diseño bonito y gran cámara. Si tuviera que ponerle alguna pega es su procesador, pero también entiendo que LG no quiera esperar al Snapdragon 835. Sony con sus nuevos Xperia o Nubia también me han gustado mucho (la pantalla 4K HDR del Xperia es impresionante).

En cuanto a lo que no me ha gustado destacaría Huawei, puesto que este año me han dejado con opiniones encontradas. Un hardware excelente y un diseño muy justo para lo que solían hacer, lo han paliado con el color verde o azul, pero creo que Huawei había conseguido una pequeña identidad que ha perdido con el nuevo P10.

Menciones especiales a la gran evolución del 5G y al Nokia 3310, todo un placer verlo de vuelta y renovado. Ha sido un MWC más tranquilo, con menos novedades, pero tengo la sensación de que las compañías están cogiendo carrerilla para el futuro, no todos los años se puede estar al máximo nivel. Ah, y si alguien estaba ausente y presente a la vez fue el Galaxy S8, todos lo esperábamos, no se presentó, pero se sentía en el ambiente que está a la vuelta de la esquina.

¿Que te ha parecido el MWC de este año?

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro Algar
Pedro Algar
Editor jefe de OneWindows, o al menos lo intento. Hagas lo que hagas, que puedas mirar atrás sin remordimientos.