Estas leyendo
Surface Phone y Redstone 2 podrían aparecer en abril de 2017

windows-10-mobile-peso-reducido

Ayer salía a la luz un correo de Terry Myerson enviado a ciertos directivos y partners en el que dejaba claro que los planes de Microsoft con Windows 10 Mobile seguía siendo el de estar completamente comprometidos y seguirán con su desarrollo al igual que con nuevos dispositivos.

Justo después de este correo, desde Windows Central llega nueva informacón sobre el mapa de lanzamientos y el camino que tiene predefinido Microsoft de cara a el próximo año. Esta información concuerda a la perfección con las palabras que formuló el mismo Myerson en la Build 2016, palabras que fueron duramente criticadas por medios y usuarios, pero que al parecer tenían un significado relativamente diferente al que entendimos todos.

Para empezar, Microsoft no está nada contenta con los Lumia 950 y 950 XL, sobretodo por sus ventas. Ya desde su presentación se habló mucho de que estos nuevos Lumia no estaban hechos por el equipo de Panos Panay y que eran los últimos diseños y creaciones que quedaban de la época Nokia, por lo que no correspondían con el diseño, innovaciones y filosofía de, por ejemplo, el Surface Book, presentado a la par que estos nuevos móviles y mucho más cercano a la “nueva Microsoft”.

camara lumia 950 XL

Y no sólo de los Lumia, Microsoft tampoco está contenta con el estado actual de Windows 10 Mobile, a pesar de la cantidad de actualizaciones lanzadas (once para ser exactos) y que las últimas han mejorado bastante el sistema (sobretodo la 10586.218), a pesar de ello Windows 10 Mobile sigue adoleciendo de características incompletas, faltantes o fallos que entorpecen su uso general.

La primera gran actualización de Windows 10 llegará en verano, titulada como Actualización de Aniversario y traerá bastantes mejoras a Windows 10 PC y Windows 10 Mobile, pero la mayoría de estas mejoras para Windows 10 Mobile, aunque necesarias y agradecidas, son heredadas de Windows 10 PC, debido a su universalidad.

Es por ello que, según esta información (y coincidiendo con las palabras de Terry Myerson) la primera gran actualización que enriquecerá a Windows 10 Mobile y vendrá para empujar realmente la versión móvil es Redstone 2, que llegará por abril de 2017, coincidiendo con en el lanzamiento del más que rumoreado Surface Phone. Al parecer, Redstone 1 está enfocada a pulir y añadir muchas mejoras, pero sobretodo destinadas a Windows 10 PC, pero de cara a 2017 (que será el verdadero año de Windows 10 Mobile) llegarán dos actualizaciones según los rumores, Redstone 2 (para abril de 2017) y Redstone 3, de la que nada se sabe, y solo que estas dos irán muy destinadas a la innovación entorno a los móviles.

Además, sobre el Surface Phone, se rumorea que Microsoft lo quiere focalizar en dos areas concretas: el móvil más seguro del mundo y el mejor móvil para productividad. La primera es, cuanto menos, sorprendente por parte de Microsoft, ya que nunca se ha oído este rumor antes. Pero la segunda casa perfectamente con los esfuerzos de Microsoft en los últimos meses, y que le han hecho posicionarse como la empresa de productividad por antonomasia.

Una de las cosas que se los chicos de Redmond más quieren potenciar (y de lo que más potencial tiene en Windows 10 Mobile) es Continuum. Ya se sabe que llegarán bastantes mejoras a esta funcionalidad y son varios los fabricantes que han apostado por crear móviles que lleven esta funcionalidad, como el Vaio Phone Biz o el Acer Jade Primo. Sin duda, es una característica rompedora y única, que permite (con ciertas diferencias y salvando distancias) utilizar el móvil como si fuera un PC. Aún así, si de algo adolece (por temas técnicos sobretodo) es por no poder ejecutar aplicaciones Win32 (las clásicas de escritorio) puesto que no son compatibles con los procesadores ARM, a menos que se recompilen y se adapten a ello.

VAIO_Phone_Biz_Silver_Continuum_WIN.0

HP con su Elite x3 ha buscado su propia solución creando un software donde, a través de una conexión a internet con unos servidores de HP, se virtualiza un sistema completo y, a través de la aplicación HP Workspace podemos utilizar programas Win32 como Visual Studio o Firefox. Microsoft está poniendo mucho empeño en poder arreglar este asunto y ya ha lanzado soluciones como Project Centennial, para poder portar fácilmente aplicaciones de escritorio a UWP (para la Windows Store), manteniendo sus características y añadiendo otras como las notificaciones o los Live Tiles.

Lo que quiere hacer Microsoft con el Surface Phone (o cualquiera que sea su nombre final) es lo mismo que hizo con las primeras Surface, crear un nuevo mercado, al principio un nicho, y después un gran mercado donde, hasta Apple y Google han sacado sus soluciones, con el iPad Pro y el Chromebook Pixel C, “copiando” aquello que Microsoft ideó hace unos pocos años y que, la mayoría, tachaba de fracaso. Es por ello que Microsoft quiere repetir el éxito de Surface pero en sus móviles, creando un dispositivo que pueda realmente sustituir a un PC pero en la palma de la mano, creando un nuevo mercado y un nuevo tipo de computación, más personal y portátil que nunca.

Sin duda, queda aún tiempo para todo esto, pero al parecer, el verdadero año de Windows 10 Mobile será 2017, con grandes actualizaciones dedicadas en gran parte a esta versión, con nuevo hardware donde explotar y poder mostrar sus posibilidades y la finalización del círculo dónde los móviles siguen sin estar a la altura de la nueva filosofía de Microsoft. Aún así, las críticas siguen pudiendo crearse entorno a todo lo que rodea Windows 10 Mobile, puesto que los de Redmond siguen dando la sensación de ir lentos, reaccionar tarde a los cambios y de poca preocupación con la versión móvil de su sistema estrella. ¿Cambiará todo en 2017? Aún queda un año para saberlo, pero también tenemos un año por delante para llevarnos sorpresas.

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Eric Herranz
Eric Herranz
Editor en OneTech y OneWindows. Escribo cosas, hago cosas, y me gustan la música y el cine. Y muchas otras cosas. Ah, y la tecnología, claro. Si no, ¿Qué haría aquí?